Es posible que en estos días lo tengas un poco más difícil para poder confesarte. Si se da el caso, según dispongan las autoridades civiles y eclesiásticas, publicaremos aquí horarios de iglesias donde encontrarás sacerdotes disponibles con el confesionario adaptado para la situación actual.

Recuerda que no debes acudir a confesarte si tienes síntomas de estar contagiado por el Covid-19 o convives con alguien que ha sido infectado. En ese caso te puede servir saber que puedes hacer un acto de contrición.

¿Qué es un acto de contrición?

Como seguramente sabrás, el canal ordinario por el que el Señor quiso que recibiésemos el perdón de nuestros pecados y faltas es el sacramento de la Penitencia o Confesión. Estos días es probable que no puedas acudir a confesarte. La Iglesia, que prevé estos casos, nos dice que para recuperar la gracia y si se da «un motivo grave y no hay posibilidad de confesarse» el cristiano «está obligado a hacer un acto de contrición perfecta, que incluye el propósito de confesarse cuanto antes» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1457).

Recogemos aquí algunas oraciones que te pueden ayudar a hacer ese acto de contrición, con el que queremos manifestar a Jesús nuestro arrepentimiento sincero.

Señor mío, Jesucristo

¡Señor mío, Jesucristo!
Dios y Hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita,
y porque os amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia
propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.
Amén.

Fórmulas breves

Señor, tú conoces todo, tú sabes que te amo.

Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí, que soy un pecador.

¿Qué puedo hacer para confesarme?

Apúntate para que te mantengamos al día

© 2020 por Crecer para adentro